A cuidar la salud masculina

A menudo los hombres son menos cuidadosos que las mujeres en cuanto al seguimiento regular de su salud y a ciertos controles que es importante realizarse según la edad. Más allá de un estilo de vida saludable que incluya buena alimentación, ejercicio y control del estrés, hay medidas preventivas que deben tomarse. ¡No esperes a que suceda algo muy grave para ir al médico!

Cada quien es cada quien, pero hay algunas recomendaciones generales. En principio deberíamos agendar al menos un control anual y, por supuesto, atender a los consejos médicos en todo lo que pueda ahorrarnos futuros problemas de salud. Aquí te señalamos algunos puntos de interés:

Entre los 20 y 30 años de edad se recomienda la vacuna anual contra la influenza… y en adelante probablemente tendremos que incorporar la inmunización contra el Covid 19, así como un refuerzo contra el tétanos si han pasado 10 años desde la última inoculación, y la vacuna contra la tos ferina si no la recibiste cuando eras preadolescente o adolescente. Además, es un acto de responsabilidad recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Entre las pruebas diagnósticas recomendadas en estas edades están las de enfermedades de transmisión sexual incluyendo HIV,  clamidia, gonorrea y sífilis. La frecuencia dependerá de las condiciones personales y la recomendación de tu médico. Es básico el chequeo de la presión arterial al menos una vez cada 3 años, o con más frecuencia si hay riesgo de hipertensión, así como del colesterol cada 4 o 6 años o menos tiempo dependiendo de antecedentes de enfermedad cardíaca o diabetes, entre otros riesgos. En cuanto al cáncer, hay que considerar que el de testículo es el más común entre los hombres entre 15 a 34 años, por lo que si descubres un bulto o tienes dolor en un testículo, es importante que se lo digas a tu médico.

Entre los 40 y 50 años se repite buena parte de lo ya apuntado. En cuanto a las ETS quizá tu médico te recomiende también la vacuna contra el herpes. Ahora tendremos que chequear con mayor frecuencia la presión arterial y continuar el seguimiento al colesterol, aunque no haya condiciones de riesgo. Si tienes sobrepeso o eres obeso, conviene un análisis de sangre cada tres años para descartar, entre otras cosas, diabetes tipo 2. En torno a los 45 años, habla con tu médico sobre las medidas de detección temprana del cáncer de colon, que muy probablemente incluirán una colonoscopia. Igualmente, es tiempo de ponerle fecha a todo lo que se te recomiende en cuanto a pruebas asociadas al cáncer de próstata.

De 60 años en adelante entramos en una etapa de mayores cuidados, y cada quien deberá estar atento a las indicaciones de su médico general y de los especialistas. Muchos deberán atender especialmente su sistema respiratorio, incluyendo, por ejemplo, la vacuna antineumocócica. Si has sido fumador, actualmente recomiendan una ecografía para detectar tempranamente un aneurisma de la aorta abdominal. De resto, a mantenerse activos, lejos de malos hábitos y disfrutando de lo que puede ser nuestra edad de oro.

 

Previous Post
Newer Post

Leave A Comment

Escribanos al Whatsapp