La otra epidemia: diabetes

Solo en nuestro continente más de 60 millones de personas sufren de diabetes tipo 2, una enfermedad directamente relacionada con los malos hábitos de alimentación y con la tendencia a la vida sedentaria. Lo más preocupante es que parecemos estar perdiendo la batalla contra ese mal crónico: las muertes por diabetes aumentaron un 70% a nivel mundial durante las primeras dos décadas del siglo.

Caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre, debido a deficiencias en la producción o efecto de la insulina, conduce en primer término a daños graves en el corazón, vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios. Pero sus consecuencias van mucho más allá. La diabetes en una embarazada, por ejemplo, puede hacer a su hijo más propenso a sufrir la enfermedad. Si está mal controlada aumenta las posibilidades de mortalidad prematura, así como complicaciones crónicas como nefropatía y lesiones –principalmente en los pies- que implican a menudo amputaciones. Además, las personas con diabetes tienen mayor riesgo de sufrir tuberculosis. La posibilidad de morir por enfermedad cardiovascular es entre dos y tres veces mayor en las personas con diabetes.

Atención a este dato: podemos tener diabetes y no saberlo. Se ha demostrado que un tercio de las personas con diabetes tipo 2 no están diagnosticadas y, cuando lo descubran, ya tendrán complicaciones significativas.

Se trata de una epidemia hija de otra epidemia: la de la obesidad. El aumento del consumo de alimentos con alto contenido energético, ricos en grasas saturadas, azúcares y sal, aparejado con la reducción de la actividad física, es el piso sobre el que se levanta la diabetes. La obesidad del abdomen, en particular, resulta especialmente dañina y se estima que puede multiplicar por tres el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Así que, si queremos revertir el avance de esta enfermedad, lo primero es mejorar nuestro estilo de vida. Por ejemplo, caminar unos 30 minutos al día y abrirle espacio en nuestros platos a los vegetales y las frutas. ¿Te animas?

Previous Post
Newer Post

Leave A Comment