Un problema muy ácido…

Digerir los alimentos es una tarea fundamental de nuestro cuerpo y, en el caso del estómago, el arma fundamental es nada menos que el ácido clorhídrico. Todo bien mientras este poderoso agente actúa allí donde debe, pero los problemas comienzan cuando se filtra hacia el esófago y la boca provocando el llamado reflujo. Se produce entonces esa desagradable e incluso dolorosa sensación de ardor que se propaga hacia el pecho.

Sufrir acidez estomacal de vez en cuando probablemente no indica nada grave. Pero si es recurrente puede provocar una inflamación en el revestimiento del esófago. Si la esofagitis se vuelve severa, el conducto puede estrecharse y causar hemorragias o dificultad para tragar. La acidez frecuente puede ser una señal de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), gastritis, hernia hiatal o úlcera péptica.

Por otra parte, los estudios indican que hasta 45 por ciento de las mujeres embarazadas sufren acidez estomacal, una condición que suele aumentar progresivamente a medida que pasan los meses.

Los síntomas, en algunos casos, son tan fuertes que pueden hacernos creer que sufrimos un ataque cardíaco. Pero hay maneras de distinguirlos: 

. La acidez estomacal usualmente se alivia inmediatamente con un antiácido.

. Usualmente se presenta después de comer. Un ataque cardíaco no se relaciona necesariamente con ese momento.

. Un ataque cardíaco puede causar dolor de estómago y náuseas, pero no el típico ardor o sabor amargo de la acidez.

. Un ataque cardíaco generalmente causa presión, tensión o dolor en el pecho que puede ir hacia los brazos, cuello, mandíbula o espalda.

La acidez estomacal normalmente se alivia con ciertos cambios en la alimentación y estilo de vida:

. Se recomienda cenar al menos 2 horas antes de acostarse. Si haces siesta, es mejor hacerlo sentado.

. El hábito de fumar agrava esta condición: ¡una razón más para dejarlo!

. Hay que evitar las bebidas con cafeína y los refrescos carbonatados.

. Comer en exceso también es un agravante, al igual que el sobrepeso.

. Se recomienda una dieta baja en grasas.

. Se debe evitar la ropa y los cinturones muy ajustados.

. Identifica aquellos alimentos que te provocan acidez y evítalos. Recuerda que ciertos  medicamentos, como sedantes y algunos para la presión arterial alta, contribuyen a la acidez.

. Los antiácidos pueden causar diarrea o estreñimiento según su composición. Los que contienen tanto hidróxido de magnesio como hidróxido de aluminio reducen este problema.

 

 

 

 

 

Previous Post
Newer Post

Leave A Comment

Escribanos al Whatsapp